Traza una estrategia y controla tu posicionamiento web

El posicionamiento web cada vez cobra más importancia. Si tienes una empresa, no debes perderlo de vista, pues día a día crece el número de personas que acuden a los distintos buscadores con sus dudas. Si tu sitio aparece entre los primeros puestos de los resultados con la respuesta que necesitan, es mucho más probable que acaben adquiriendo tus productos o servicios.

¿Por qué tener una estrategia digital?

A la hora de establecer el diseño de las páginas web de tu empresa es esencial que tengas tu propia estrategia digital para optimizar el posicionamiento SEO. Si primero diseñas tu sitio y, posteriormente, quieres adecuar el SEO, ten por seguro que te resultará mucho más costoso y menos efectivo.

En cambio, si tu estrategia digital comienza en el momento mismo de esbozar tu página web, el posicionamiento será más rápido, más seguro y podrá medirse de mejor manera.

Todo objetivo que busques alcanzar necesita un plan de acción. Así sabrás qué pasos debes seguir, en qué momento llevarlos a cabo y, además, podrás tener un control acerca de lo que llevas hecho y lo que te queda por hacer.

Imagina que sales en coche de Madrid y quieres llegar a Barcelona. ¿Podrías hacerlo sin un mapa o un GPS? Con tu página web sucede lo mismo, si no tienes un mapa o una estrategia que te guíe hasta tu objetivo final, que es conseguir un buen posicionamiento, es muy difícil que puedas alcanzarlo.

Estrategia de contenidos

Una de las mejores opciones para un buen posicionamiento pasa por una buena estrategia de contenidos. Cada una de las páginas de tu web está pensada con un objetivo, por lo que deberás escoger las palabras clave en función del mismo. Pero existe un elemento que resulta un verdadero comodín y te da la posibilidad de aumentar las keywords por las que posicionas y atraer a más clientes: el blog.

Cada artículo de tu blog tendrá un objetivo múltiple. Por un lado será una parte muy importante de tu estrategia de marketing online para atraer a usuarios cualificados a tu sitio. Posiciona palabras clave que sabes que tus clientes potenciales buscan y deja que lleguen a conocerte. Por otro lado, te hará parecer mucho más experto en tu sector de cara a tus lectores.

Controla las métricas

Eso sí, debes recordar que una vez que establezcas la estrategia para trabajar el posicionamiento y comiences a llevarla a cabo, no todo acaba ahí. Queda uno de los pasos más importantes: medir si realmente estás teniendo el éxito esperado. 

Google Analytics será una gran herramienta para ti y te facilitará conocer qué es lo que mejor está funcionando y cuáles son las acciones que debes modificar y optimizar.

En definitiva, el posicionamiento web es clave para cualquier empresa. Cuídalo desde el nacimiento de tu sitio y notarás la diferencia.

Share on