Qué es mejor, iOS o Android?

La expectación por la conferencia de Apple iOS, que se celebra del 10 al 14 de mayo en San Francisco, se justifica con cifras: un catálogo de aplicaciones en la App Store de más de 850.000 programas, de ellas 350.000 son para tabletas iPad.

Las entradas de 1.200 euros se agotaron en minutos. Más de 300.000 personas aspiraban a una, para asistir a un encuentro de informáticos, los desarrolladores de aplicaciones de Apple.

Las entradas se vendieron en dos minutos

Desde su creación, de la mano del iPhone en 2007, suman 45.000 millones de descargas. El ritmo en el último trimestre es vertiginoso: 800 descargas por segundo, casi 70 millones al día.

En el mundo hay el triple de móviles Android que iPhone, pero la tienda App Store se mantiene intratable ante Google Play.

El hecho de que la App Store funcione en 155 países ha permitido que los editores de programas aspiren a una audiencia difícilmente abarcable de otra manera.

Las claves para el éxito: “Dar valor añadido, que sea algo más allá de lo que se obtiene navegando por la Red, con un buen equilibrio entre utilidad y entretenimiento”.

Android es la gran amenaza para este negocio. No solo con la tienda oficial Google Play, también con la creada por Amazon, cada vez más popular.

Vanatur, la empresa de Estrella Caso, se ha centrado en la música. Su última obra es la aplicación del grupo adolescente de moda Auryn. La intención era estrenar en los dos sistemas operativos a la vez, pero solo lo han hecho en los móviles de Google. “Es más cómodo desarrollar para Apple, pero los plazos no dependen de ti”, expone. En su opinión no hay una fórmula secreta del éxito, pero sí algunos factores que ayudan: “Lo primero es escoger bien el público al que se dirige; después, que se mantenga viva, con actualizaciones y dinamismo”.

Ana Ormaechea, fundadora de Tablet Army, percibe que el proceso de aprobación de Apple Store no es del todo adecuado. “Hay una barrera cultural y se nota. Todo pasa por Cupertino y, desde luego, no tienen el contexto necesario para entender que lo que allí no es correcto, aquí sí lo es”, explica. Hace dos años vio que un ejemplar de Muy Interesante, revista en la que trabajaba, aplazó su publicación durante tres semanas por considerar que la imagen de un desnudo no era adecuada para menores.

El desarrollador independiente, Diego Bezares, creador de Rythmic Thumbs, valora, sin embargo, ese control: “Se aseguran de que todo funciona. Da garantías al usuario para que no descargue productos que defraudan”. También valora la obligación de contar con una tarjeta de crédito al darse de alta: “Las ventas en Android aumentan poco a poco, pero no al nivel de Apple, donde el cliente solo tiene que hacer clic y ya está comprado”.

AppGratis ha sido una de las aplicaciones sacrificadas por este exhaustivo control de Apple. Llevaba más de dos años con normalidad y era una de las más populares. Hace dos semanas desapareció de la App Store. Su negocio consistía en promocionar gratis durante un día, aplicaciones que son habitualmente de pago. En esto son tajantes, no hay tolerancia con aquellos que quieren montar un negocio paralelo dentro de su escaparate. AppGratis paliaba uno de los problemas de la tienda, encontrar algo interesante en poco tiempo.

Google Play tiene más problemas, y no solo que el mayor número de móviles Android no se traducen en ventas de aplicaciones ¿y cómo Google, un gran buscador, es incapaz de arreglar la forma de encontrar el programa deseado en cuestión de segundos?.

Se echa en falta la manera de poder regalar un programa, algo que Apple ha resuelto con códigos.

Uno de los puntos flacos del robot verde: “No se verifican los programas y cada tamaño de pantalla o potencia del procesador es un mundo. Es muy fácil decepcionar a los que tienen móviles antiguos”.

Recomendamos ir a otras tiendas que no sean Google Play, Amazon o Samsung, puede ayudarte a destacar y encontrarte con otros programas que superan unos mínimos.

El último en sumarse será Firefox OS, todavía en fase de pruebas. Su planteamiento, dado que pertenece a la Fundación sin ánimo de lucro Mozilla, es radicalmente diferente.

Para saltarse la App Store solo hay un camino, liberar el teléfono, hecho que Apple penaliza diciendo adiós a la garantía.

Aprender a programar para iOS es muy complicado. Apple no autoriza aplicaciones que les pueda hacer la competencia, de ahí que Firefox no esté en iPhone e iPad”.

En el parque mundial de móviles el 64% son Android y solo el 19% iPhone y la  tienda Apple sigue por delante.

Este año, las descargas en Google Play superarán a las de App Store, pero el negocio no.

Quien tiene un iPhone es tecnológicamente más avanzado, descarga más aplicaciones y, no solo gratuitas, tira más de tarjeta de crédito.

En el último trimestre los ingresos de la tienda de Apple fueron 2,6 veces mayores que la de Google Play.

La App Store se le resiste a Google y al mundo Android, por ahora…

Share on