Penalización de Google, ¿cómo proteger tu web?

A pesar de tener un buen posicionamiento en Google, tu página web puede verse penalizada en cualquier momento, incluso sin que haya grandes actualizaciones del algoritmo. Esto se debe a que algunas prácticas SEO pueden considerarse spam, como el contenido desechado, el contenido de baja calidad, la compra de enlaces, los enlaces irrelevantes, etc.

Antes de seguir adelante y ver la forma de proteger tu página web de estas sanciones, vamos a explicar en primer lugar los diferentes tipos de sanciones de Google. Existen dos tipos principales de sanciones:

Penalización manual

Aunque la mayoría de las penalizaciones se realizan de una forma automática, hay penalizaciones manuales impuestas por el equipo de búsqueda de Google. Cuando un sitio se vea afectado por esta sanción, recibirá un mensaje de alerta, así como una alerta en el tablero de instrumentos Webmasters.

Penalización algorítmica

Estas sanciones se producen cuando Google lanza modificaciones en sus algoritmos. Los algoritmos de Google se van modificando todo el tiempo y las páginas que violen las directrices serán penalizadas. Este tipo de sanciones son difíciles de identificar, ya que no se recibe ninguna alerta acerca de ellas. Sólo se puede saber mediante el seguimiento de tráfico en tu web. Si se observa una caída repentina en el tráfico, podría deberse a una sanción algorítmica.

Ahora que nos hemos familiarizado con los tipos de sanciones, vamos a ver algunas maneras de proteger tu página.

  • Evita el Fight Back negativo en SEO

Este es un paso crucial para fortificar tu web ante las sanciones de Google. Entendemos como Fight Back negativo en SEO lo que podría ser competencia desleal. A pesar de tus enormes esfuerzos en la continua optimización de tu página, alguno de tus competidores puede estar practicando SEO negativo con una gran cantidad de webs que enlacen spam hacia tu página.De esa manera Google te valorará como una web de baja calidad. Por lo tanto, si encuentras webs que te vinculan spam, simplemente niega esos enlaces. Crea un archivo de texto incluyendo todos los enlaces entrantes de spam y carga ese archivo de texto en Google desautorizando estos enlaces

  • Ofrece a los usuarios contenido informativo y de calidad

Si tienes páginas de entrada o páginas de afiliados con poco contenido y ese contenido procede de otras fuentes podrás verte penalizado. Son contenidos pobres y si ofreces este tipo de contenidos, Google podrá sancionarte. Por lo tanto, es vital tener contenidos únicos, de calidad e informativos en tu sitio web.

  • Monitoriza el perfil de tus enlaces

Los robots de Google consideran las siguientes prácticas de construcción de enlaces como spam:

  • Los intercambios de links
  • Comprar y vender enlaces
  • La publicación de comentarios masivos
  • Ciertas etiquetas utilizadas en campañas de excesiva contabilización de visitantes

Los robots de Google son lo suficientemente inteligentes como para identificar fácilmente los enlaces no naturales generados por estas campañas de construcción de enlaces. Google sin duda te penalizará si observa alguna de estas prácticas.

  • Mantén a salvo tu página de ataques informáticos

Si tu web está pirateada, serás penalizado. Los hackers crean enlaces masivos de spam hacia los sitios con el fin de conseguir una sanción de Google. Por lo tanto, manteniendo a salvo tu web de piratas informáticos y estando atento a todas las actividades de tu página evitarás que se te penalice en el índice de Google.

¿Qué soluciones existen una vez penalizado?

Si finalmente has sido penalizado por cualquiera de estas razones, Google recomienda enviar la solicitud de reconsideración de penalizaciones manuales. Por lo tanto, puedes recuperarte de una sanción.. Y, si por el contrario, notas que tu web ha sufrido una penalización algorítmica, simplemente mantén la calma y trabaja en las áreas problemáticas.

Share on