La importancia de la rápidez de carga de tu página web

Vivimos en una sociedad en la que buscamos que todo se lleve a cabo con la mayor celeridad posible. Esto traducido al mundo digital se percibe en que al acceder a una página web buscas que sea casi instantáneo.

Importancia de un sitio web optimizado
Hay algunos ejemplos realmente gráficos acerca de esto. La americana Walmart mejoró la velocidad de carga de su web y llegó a obtener el mismo beneficio que la multinacional Amazon. Estos últimos, por su parte, consiguieron un aumento de un 1 % en sus ventas reduciendo su velocidad de carga en una décima de segundo.

SEO
El posicionamiento web es clave para poder obtener conversiones. A igualdad de otros factores frente a tu competencia, la velocidad de carga será un factor diferenciador y clave para posicionar mejor, al igual que la experiencia en dispositivos móviles, ya que inciden en el posicionamiento de una página web.

Tasa de abandono
Hace referencia a los usuarios que salen de un sitio web sin llevar a cabo una compra o sin utilizar un servicio ofertado.

A los usuarios no les gusta perder el tiempo y quieren realizar sus compras de forma rápida y sencilla. Cuando no se obtiene una respuesta rápida, lo más habitual es acceder a otro sitio que pueda ofrecer lo que se está buscando.

Optimización móvil
El 74 % de los usuarios de dispositivos móviles abandonan una página si tarda en cargarse más de cinco segundos y no suelen volver a ella. La solución para retenerlos es optimizar tanto las imágenes como el diseño web y favorecer así la velocidad de carga.

Fidelización de usuarios
El 22 % de usuarios no regresan a una web cuando su velocidad de carga desde un ordenador sobrepasa los 3 segundos. Esto afecta directamente a las acciones que hay que llevar a cabo para poder fidelizarlos.

Factores que influyen en la velocidad de carga
Para tener una web con buena velocidad de carga has de prestar atención a los siguientes factores:

– Imágenes: deben tener un tamaño adecuado y estar optimizadas.

– Plantilla: escoge una plantilla optimizada y que no cargue muchos scripts, para que no sea muy pesada. Como recomendación puedes utilizar Genesis o GeneratePress.

– Hosting: debes tener en cuenta que tenga al menos discos duros SSD, compresión GZip y sistemas de caché.​

– Plugins: son fundamentales pero consumen muchos recursos de la web y hacen que se ralentice. Debes instalar aquellos que no afecten al rendimiento de tu web.

– Scripts externos: ralentizan los sitios web. Algunos de ellos son la publicidad, las cajas de las redes sociales, los sistemas de analítica y las fuentes.

Ahora que ya sabes la importancia que tiene el tiempo de carga de una página web sigue estos consejos para que no se resienta.

Share on